Antiguo México

Organización social en la Cultura Tolteca

La cultura tolteca controló Mesoamérica desde el 900 hasta el 1100. Utilizaron los conocimientos que les transmitieron los olmecas para crear una cultura y una sociedad muy avanzada, religiosa y guerrera.

La civilización Tolteca

Imaginen enormes edificios hechos de oro puro, jade y turquesa. Los toltecas tenían pirámides hechas de estos minerales preciosos que rivalizaban con cualquier cosa creada en la región desde el amanecer del hombre.

Enclavada entre la Cultura Olmeca y la Cultura Azteca, la civilización Tolteca controló Mesoamérica desde el 900 hasta el 1100. Controlaban la región que ahora se conoce como México, alrededor del área de Culhuacán en el Valle de México.

Su capital, Tollan, contaba con una población de alrededor de 40.000 habitantes en su apogeo. Los toltecas eran una civilización con todos los oficios, dominaban muchas formas de construcción, agricultura, arte y comercio.

La arquitectura Tolteca

Los toltecas eran guerreros e innovadores de la arquitectura y el arte. La importancia de la guerra para los Toltecas se puede ver en los restos de sus enormes monumentos. Cuatro columnas de carga sostenían el techo de una pirámide (conocida como Pirámide B) y son esculturas de guerreros toltecas. Cada una de las columnas tienen el traje de batalla de los toltecas diseñado con tocados multicolores y que sostiene un átlatl, una especie de lanza tolteca. Cada columna es básicamente idéntica, lo que indica que los toltecas estaban familiarizados con la gestión científica y la producción en masa.

Los cuatro guerreros de Tollan, Piramide B
Cuatro guerreros en la Pirámide B, Tollan

Las pirámides encontradas en Tollan contienen todas obras de arte llamadas frisos, que son largas secciones de paredes decoradas con pinturas y esculturas grabadas en la superficie. Uno de estos frisos encontrado en la Pirámide B tenía más de 130 pies de altura y tienen imágenes de jaguares y coyotes, símbolos de la guerra.

Las plumas de quetzal eran grandes y coloridas plumas usadas por los Toltecas y los Aztecas, un tributo a la importancia de las plumas multicolores. Las plumas de quetzal adornaban los tocados de los guerreros toltecas y la nobleza tolteca. También son parte de la imaginería de algunas de las deidades toltecas como su dios del sol Quetzalcoatl, que siempre es representado con las plumas de quetzal que llevan su nombre.

La Sociedad Tolteca

Como la mayoría de las culturas mesoamericanas, los toltecas tenían una sociedad jerárquica que daba mucha importancia a la conquista militar. La nobleza tolteca eran guerreros que habían avanzado en la batalla al escalón superior del poder. Se les unieron en la clase alta los hombres santos de los Toltecas que también podrían haber sido guerreros. Los sacrificios humanos y de sangre habrían sido una gran parte de esta clase.

Las ofrendas sagradas a los dioses eran esenciales para los Toltecas. Esta creencia se puede ver claramente en su arte. Por ejemplo, el Tzompantli es un estante hecho con los cráneos de enemigos vencidos o sacrificios a los dioses. La nobleza militar y los líderes religiosos tendrían que pedir permiso a los dioses antes de intentar un ataque. Por estas razones, la clase alta de los Toltecas tendría que incluir tanto a los líderes militares como a los religiosos trabajando en conjunto sobre el gobierno, los militares y los rituales religiosos.

La sociedad tolteca de clase media

La clase media de la sociedad tolteca incluía a los artesanos y otros artistas hábiles que no sólo hacían joyas y frisos, sino que también hacían cerámica. Los artesanos hacían las joyas de oro, turquesa y jade que habrían sido usadas por la nobleza. Los aztecas los consideraban tan hábiles que nombraron a sus propios joyeros y trabajadores del metal «tolteca». Los campesinos, responsables del cultivo de enormes cantidades de maíz y algodón multicolor, también habrían formado parte de la clase media. Los astrónomos compartían esta posición, haciendo adiciones al calendario tolteca para llevar un registro de los tiempos de siembra y cosecha, y la celebración de festivales y ceremonias religiosas.

Mixcoatl
Mixcoatl

Los lideres toltecas

Aunque gran parte de la información relativa al arte y la religión tolteca proviene de la especulación o de los vestigios de la cultura azteca, hay notables gurús toltecas que son considerados como los primeros líderes. Su primer rey guerrero se llamaba Ce Técpatl, también conocido como Mixcoatl, y fue venerado como un dios después de su muerte. La constelación de la Vía Láctea que los toltecas llamaban la «Serpiente de nube» es donde Mixcoatl ascendió cuando murió. Su hijo era considerado como la encarnación viva de su principal deidad Quetzalcóatl.

Publicaciones relacionadas