Guerra Mexico y Estados Unidos

La guerra de México y Estados Unidos

Inicio » Siglo XIX » La guerra de México y Estados Unidos

La guerra con Estados Unidos fue un conflicto bélico el cual inicia el año 1846. En este conflicto se realizó la anexión de Texas a Estados Unidos.

Antecedentes

Aunque México nunca reconoció la independencia de Texas, en realidad hizo muy poco para recuperarla después de 1836. Incluso en 1842 el gobierno prefirió invertir tiempo y recursos para ocupar militarmente el Soconusco, perteneciente a Guatemala; en la misma época una expedición mexicana incursionó en territorio texano, pero pronto se retiró.

Anexión de Texas a Estados Unidos

Por su parte, el plan de Texas no era mantenerse como un país independiente. A fines de la década de 1830 su anexión a Estados Unidos había sido bloqueada por quienes en ese país no querían agregar otro estado esclavista. Sin embargo, para mediados de la década siguiente los políticos estadounidenses finalmente se pusieron de acuerdo y aceptaron la anexión de Texas.
México se negó a aceptar dicha anexión y prometió que la impediría con las armas, pero no lo hizo y el ejército estadounidense ocupó Texas sin combatir. Sólo cuando las tropas estadounidenses cruzaron la vieja frontera entre Texas y Tamaulipas —un pequeño río llamado Nueces, que hoy está en Texas—, el ejército mexicano le salió al paso. Pero fue derrotado dos veces en mayo de 1846 y se retiró a Monterrey. Estados Unidos no sólo quería controlar el territorio de la república de Texas, también quería apoderarse del norte de Tamaulipas, Nuevo León y sobre todo de Nuevo México y California, inmensos territorios donde en la actualidad se encuentran Arizona, Nevada, California, Utah y partes de Wyoming y Colorado.

Mapa de la anexión de Texas a Estados Unidos
Mapa de la anexión de Texas a Estados Unidos

Invasión de Estados Unidos

Tres pequeños ejércitos estadounidenses se encargaron de conseguirlo. El norte de California cayó en manos estadounidenses en julio de 1846; en agosto de ese año fue ocupada Santa Fe de Nuevo México y el mismo mes los estadounidenses llegaron a Los Ángeles, donde poco después sufrieron su única derrota de consideración durante la guerra, en la batalla de San Pascual. Finalmente, en septiembre, el ejército de Estados Unidos tomó Monterrey y Saltillo. Para fines de 1846 todo el norte de México estaba en manos estadounidenses.

Batalla de San Pascual, Guerra Mexico y Estados Unidos
Batalla de San Pascual, Guerra Mexico y Estados Unidos

Tratado de Paz

El gobierno mexicano se negó a reconocer la derrota; a principios de 1847 un ejército intentó recuperar Saltillo, pero se dejó derrotar en un sitio llamado La Angostura o Buenavista. Los estadounidenses entonces abrieron un segundo frente en el oriente: tomaron Veracruz en marzo, Puebla en abril y llegaron al valle de México en agosto. Las batallas más grandes y sangrientas ocurrieron entonces, pero igual que en las ocasiones anteriores el ejército mexicano fue completamente derrotado en las lomas de Padierna, Churubusco, Molino del Rey y Chapultepec.
El 14 de septiembre de 1847, cuando las tropas estadounidenses entraron a la ciudad de México, un gran levantamiento de la población causó casi tanto daño a los estadounidenses como la peor de las batallas. Sin embargo, ya para entonces el gobierno mexicano, refugiado en Querétaro, había decidido negociar con los estadounidenses. Cinco meses más tarde, en febrero de 1848, se firmó el tratado de paz y México quedó reducido a la mitad de su territorio.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
47 votos, 4,60 de 5 estrellas