Batalla de puebla

La Intervención francesa y el Segundo Imperio

Inicio » Siglo XIX » La Intervención francesa y el Segundo Imperio

La Intervención francesa y el Segundo Imperio se da al finalizar la guerra de Reforma, el gobierno mexicano de nuevo intentó sentar las bases de la modernización del país. Tomando como fundamento la Constitución aprobada en 1857, Benito Juárez intentó reorganizar la administración federal; sin embargo, la escasez de recursos fue uno de los factores que determinó que el presidente declarara una moratoria de los pagos a bancos e instituciones extranjeras.

Coalición entre Francia, España e Inglaterra

La moratoria de los pagos a bancos e instituciones extranjeras hizo que los distintos prestamistas presionaran a sus gobiernos para que recibieran sus pagos. Con tal propósito se organizó una coalición entre Francia, España e Inglaterra. Así, en enero de 1862 las flotas de los tres países se encontraban bloqueando el puerto de Veracruz. El gobierno mexicano logró establecer un acuerdo con España e Inglaterra, pero Francia no lo aceptó.

Maximiliano de Austria
Maximiliano de Austria

Intervención francesa y el Segundo Imperio

Las intenciones de Francia en realidad eran la extensión de su imperio hasta América. Por lo tanto, sus tropas empezaron el avance hacia la ciudad de México. En mayo, con una cantidad de tropas superiores, los franceses fueron derrotados en Puebla por el ejército mexicano, conducido por el general Ignacio Zaragoza.
En respuesta, el emperador francés Napoleón III envió 30 mil soldados más para la campaña. Al año siguiente las tropas invasoras tomaron Puebla y en junio entraron en la dudad de México. Un mes más tarde se proclamó la creación del Imperio y se anunció la llegada de Maximiliano de Habsburgo como futuro emperador, con el apoyo de los conservadores mexicanos. Para entonces, Juárez había salido de la capital rumbo al norte del país para poner a salvo su gobierno.
Maximiliano llegó a la ciudad de México en junio de 1864. De ideas liberales, el emperador ratificó leyes como la nacionalización de los bienes del clero y la libertad de cultos. Esto le generó un distanciamiento por parte de los conservadores, aunque no consiguió el apoyo de los liberales, quienes siguieron considerándolo un invasor.

Reorganización de guerrillas a ejercito

El gobierno de Juárez realizó grandes esfuerzos por transformar sus guerrillas republicanas en un ejército mejor organizado. Los gobernadores de los estados fueron de gran utilidad en esta tarea. Ellos se encargarían de armar y organizar las fuerzas militares necesarias para la defensa del país. Esto ayudó a los gobernadores a fortalecerse ante la población de sus estados.

Derrota del ejercito Francés

Desde 1864, los franceses hicieron valer la superioridad militar que poseían, pero en 1866 Napoleón III comenzó a retirar sus tropas del suelo mexicano como parte de uno de los acuerdos a que había llegado con Maximiliano. Otras razones para el retiro fueron la percepción de la imposibilidad de sostener un imperio en México y la inminencia del conflicto de Francia con Prusia, en Europa. Las fuerzas republicanas comenzaron a obtener victorias militares importantes y avanzaron hacia el centro del país. En un último esfuerzo, Maximiliano mandó llamar a destacados militares conservadores que había marginado, para que encabezaran el ejército imperial.
En mayo de 1867, Maximiliano se rindió en Querétaro ante el ejército de Mariano Escobedo. Al mes siguiente, después de un juicio de guerra, fue condenado a muerte con los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía. Se terminaba, así, el intento de establecer una monarquía con un príncipe extranjero.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
1 votos, 4,00 de 5 estrellas