Francisco Madero en la revolución

El inicio del movimiento armado

Inicio » Siglo XX » El inicio del movimiento armado

El inicio del movimiento armado contra el Porfiarato fue iniciado por Francisco Madero con su manifiesto político Plan de San Luis Potosí.
En 1909, Francisco I. Madero, un hacendado de Coahuila, tomó en serio la declaración de Porfirio Díaz en la que anunció que no participaría en las elecciones de 1910, por lo que al enterarse de que el general se volvió a postular como candidato decidió crear un partido político. La principal demanda del Partido Antirreeleccionista de Madero fue «sufragio efectivo, no reelección». Sufragio efectivo significaba gozar de elecciones libres y democráticas, y con la no reelección se exigía el fin del gobierno de Porfirio Díaz.

Francisco Madero líder del movimiento armado

Ya como candidato por el Partido Antirreleccionista, Madero empezó a recorrer el país pidiendo el voto de los mexicanos. Lo apoyaron diversos sectores de la población: campesinos, trabajadores, clases medias, intelectuales, rancheros y algunos hacendados.
Cerca de las elecciones, Díaz ordenó el encarcelamiento de Madero mientras éste realizaba su gira electoral en San Luis Potosí. Como era previsible, el presidente Díaz ganó en las elecciones. Por su parte, Madero huyó de la prisión y se estableció en Estados Unidos, donde elaboró un manifiesto político conocido como Plan de San Luis Potosí, fechado el 5 de octubre de 1910, el último día que estuvo en México.
En dicho plan. Madero exponía la injusta situación del país: «Los pueblos, en su esfuerzo constante porque triunfen los ideales de libertad y justicia se ven precisados, en determinados momentos históricos, a realizar los mayores sacrificios. Nuestra querida patria ha llegado a uno de esos momentos: una tiranía que los mexicanos no estábamos acostumbrados a sufrir desde que conquistamos nuestra independencia nos oprime de tal manera, que ha llegado a hacerse intolerable. En cambio de esta tiranía, se nos ofrece la paz, pero es una paz vergonzosa para el pueblo mexicano, porque no tiene por base el derecho, sino la fuerza».

Levantamiento de diversos estados

Francisco Madero
Francisco Madero

El llamado a levantarse en armas contra el gobierno de Díaz tenía fecha: el 20 de noviembre de 1910. Sin embargo, días antes de la fecha los hermanos Serdán, partidarios de Madero, iniciaron el levantamiento en la ciudad de Puebla, pero fueron asesinados en su casa.
Entre noviembre y diciembre hubo gente que se levantó en armas contra el régimen en diversos estados de la República, como Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango y Coahuila, y posteriormente también Morelos y Guerrero. Muchos de estos grupos no estaban ligados entre sí hasta que regresó Madero al país en febrero de 1911 y empezó a coordinarlos.

Firma del tratado de paz

Díaz reaccionó e hizo algunos cambios en su gabinete, prometió una reforma agraria y la no reelección para las siguientes elecciones. Sin embargo, para marzo y abril las tropas revolucionarias comenzaron a obtener triunfos frente a un ejército federal desmoralizado y sin mucha capacidad militar. En mayo, un grupo de revolucionarios, encabezados por Pascual Orozco y Pancho Villa, tomaron Ciudad Juárez. Poco después, Díaz firmó un tratado de paz junto con Madero, mediante el cual renunció a la presidencia y abandonó el país. Para finales de 1911 se convocó a elecciones.

Madero gana las elecciones en México

A pesar de que Madero ganó las elecciones de forma abrumadora, mantuvo intactas instituciones porfiristas, como el ejército, y pospuso las reformas de tipo social que demandaban los campesinos. Por estas razones, los grupos que se habían levantado en armas contra Díaz se negaron a reconocer a Madero como presidente; entre esos grupos se encontraban los campesinos de Morelos, encabezados por Emiliano Zapata, quienes exigían que se cumpliera lo establecido en el Plan de San Luis sobre la restitución de tierras.

Rebeliones contra Madero

El nuevo presidente consideró que con el cambio de gobierno los sectores descontentos se tranquilizarían. No obstante, los grupos revolucionarios y porfiristas criticaron las políticas y se opusieron abiertamente a Madero, quien poco tiempo atrás había conseguido unir a las distintas fuerzas revolucionarias que se había quedado sin apoyo efectivo.
Los zapatistas fueron los primeros que se rebelaron, mediante el Plan de Ayala, de noviembre de 1911. Y aunque el presidente envió fuerzas militares a combatirlos, nunca pudo derrotarlos.
En cambio sí logró someter las rebeliones de Pascual Orozco, Félix Díaz y Bernardo Reyes. Desde la cárcel, estos últimos formalizaron una conspiración con el ejército.

Madero es apresado y asesinado

El 9 de febrero de 1913, tropas de militares al mando del general Victoriano Huerta se sublevaron. El 17 del mismo mes, Francisco I. Madero y José María Pino Suárez (presidente y vicepresidente) fueron hechos prisioneros y días después fueron asesinados. Con ello finalizaba el gobierno de un hombre que buscó un cambio político en el país, pero que no atendió las demandas urgentes de la mayoría de la población.

Asesinato de Madero
Asesinato de Madero
¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(No hay votos aún) ¡Sé el primero!